Estilos de aprendizaje ¿cuál es el tuyo?

El estilo de aprendizaje se refiere a la inclinación que cada uno de nosotros tenemos de percibir, interpretar y responder a la información de una manera determinada.

 

Está basado en dos dimensiones clave: a) la forma en que hacemos acopio de la información y b) la forma en que evaluamos y actuamos en relación a esa información.

 

Considerando la dimensión de Acopio de la información, encontramos dos tipologías:

a.1) los individuos que aprenden mejor a través de la experiencia directa (sensitiva y perceptiva) y la participación con otras personas (EC)

a.2) los individuos que aprenden mejor a través de la conceptualización abstracta, las teorías y los símbolos (CA)

 

Considerando la dimensión de Evaluación y actuación en relación a la información adquirida, encontramos dos tipologías:

b.1) Los individuos observan la información desde varios puntos de vista y exploran los distintos significados que pudieran estar presentes (observación reflexiva, OR)

b.2) Los individuos que actúan directamente a partir de la información que reciben poniéndola a prueba mediante la experimentación activa (EA)

 

Las investigaciones en aprendizaje llevadas a cabo en los últimos 30 años han identificado cuatro estilos de aprendizaje: Divergente, Asimilador, Convergente y Acomodador.

 

  • Divergente: El estilo divergente tiene calificaciones dominantes en las dimensiones de la experiencia concreta (EC) y de la observación reflexiva (OR). Su pensamiento es inductivo y suelen tener intereses de bases muy amplias.

 

  • Asimilador: El estilo asimilador tiene calificaciones dominantes en las dimensiones de observación reflexiva (OR) y conceptualización abstracta (CA). Son excelentes en el razonamiento inductivo y organizando el material en un todo consistente. Encuentran más importante tener una teoría con una profundidad lógica que un valor práctico o utilitario.

 

  • Convergente: El estilo convergente tiene calificaciones dominantes en las dimensiones de conceptualización abstracta (CA) y de la experimentación activa (EA). Prefieren tratar con tareas técnicas y problemas prescritos en lugar de con temas sociales e interpersonales.

 

  • Acomodador: El estilo acomodador tiene calificaciones dominantes en las dimensiones de experimentación activa (EA) y experiencia concreta (EC). Disfrutan realizando planes y participando en experiencias nuevas que presenten un reto. Tienden a actuar más por intuición que por un análisis lógico y tienen una inclinación a resolver problemas al interactuar con otras personas en lugar de desarrollar su propia crítica sistemática. Prefieren trabajos que tengan un componente ejecutivo y de liderazgo.