¿Innovación? ¡Cada día!

El mundo exige Innovación.

La capacidad de generar y sostener la innovación se ha convertido en un imperativo para las organizaciones por la mayor competencia de los mercados en este mundo global y porque los clientes son más demandantes y exigentes.

Para que nuestro mundo y nuestras organizaciones puedan prosperar, es esencial que todos y cada uno nos constituyamos en contribuyentes activos a la innovación, aprendiendo las habilidades necesarias para ello.

 

Las organizaciones deben apostar por la innovación como una estrategia clave para el éxito apoyando el que todos sus miembros deseen y consigan ser agentes activos de la misma.

Nuestro mundo exige una nueva perspectiva de la innovación que sea más amplia e inclusiva.

Nuestro mundo exige Innovación cada día.

 

¿Qué es Innovación cada día?

La Innovación cada día se produce cuando todos los miembros de una organización están activa y continuamente apoyando, alentando, y contribuyendo al proceso de innovación, generando ideas que acaban dando lugar a innovaciones que van desde pequeñas, pero necesarias, hasta transformacionales.

Para que la Innovación cada día sea posible deben darse 3 condiciones:

  • La participación de todos en la innovación
  • Una amplia diversidad de perspectivas creará mejores ideas. No podemos depender de un grupo selecto de los departamentos de la innovación para tener éxito. La próxima gran idea puede venir de una pequeña oficina regional en un lugar distante.
  • Tener una mentalidad de innovación en cada momento

 

No se puede programar la innovación (aunque sí sistematizarla, lo que es distinto a programarla y absolutamente necesario). Tenemos que ver continuamente nuestro mundo y el trabajo a través de una mentalidad de la innovación y valorar cualquier tipo de innovación, desde las pequeñas a las transformacionales

 

La innovación es escalable.

Los mismos principios se aplican a las innovaciones más pequeñas, así como a las innovaciones revolucionarias. Además, las innovaciones pequeñas pueden crear un efecto dominó que se traduce en avances más grandes.

 

¿Puede aprenderse la Innovación?

La innovación, como cualquier habilidad, puede ser aprendida y desarrollada con la práctica y el apoyo organizativo adecuado. Los innovadores aprenden 3 habilidades básicas: reconocer, reformular y conectar.

Los innovadores reconocen las circunstancias actuales, replantean esas circunstancias actuales en el contexto de un resultado deseado y luego se conectan a personas, datos, experiencias y analogías para generar nuevas ideas para que ese resultado deseado cobre vida.

  • Reconocer

Contrariamente al mito de que los innovadores tienen su cabeza en las nubes, los innovadores son realmente muy hábiles por lo que atañe a la comprensión de lo que está sucediendo a su alrededor, en su organización, y en el mundo. Entienden lo que va bien y lo que no va bien (problemas y desafíos). También son hábiles en detectar tendencias, necesidades de los clientes, los cambios demográficos y sorpresas inesperadas positivas que potencialmente pueden conducir a oportunidades de innovación.

  • Reformular

Por encima de todo, los innovadores buscan crear. Y para ello, deben ver sus circunstancias actuales, incluidos posibles problemas y desafíos, dentro de un contexto más amplio: el contexto del resultado deseado. Al hacerlo, los innovadores no quedan atrapados por los problemas y, en cambio, su visión se amplía en gran medida y aumenta el potencial y la posibilidad de que obtengan resultados. Su punto de vista también conduce a un conjunto mucho más amplio y más poderoso de preguntas. Por ejemplo, los innovadores se preguntan: “Si el problema no existiera, ¿qué es lo que querríamos lograr o crear en su lugar?”

  • Conectar

Con el fin de generar nuevas ideas aplicables, los innovadores tratan de conectarse a una diversidad de personas, datos, experiencias y analogías. Los innovadores hacer un esfuerzo consciente para ir más allá de la costumbre y más allá de lo obvio para hacer conexiones con otras disciplinas, culturas, orígenes, perspectivas y experiencias.