La solución Win-Win de los Street Hawkers

Divergencia y Diálogo para conseguir Sinergía, Creatividad e Innovación

Las mejores decisiones colectivas no son fruto del consenso, entendido éste como sacrificio el punto de vista individual en favor del otro, sino de la divergencia y el diálogo.

Exponer la divergencia mediante el diálogo da lugar a nuevas acciones imposibles de avistar sin esa exposición a la divergencia a través del diálogo curioso, respetuoso y constructivo.

 

elefantcecs

 

 

Confianza: un entorno seguro

Hoy en día cualquier proyecto que nos plateemos es complejo: por la complejidad del entorno en el que nos movemos, porque las empresas son organizaciones abiertas al entorno, a los clientes y a los stakeholders, y porque los equipos son   multidisciplinares.

Cuando los proyectos son complejos, es necesario que el líder sepa crear un entorno seguro, un entorno de confianza, en el que las personas puedan comprometerse e interactuar utilizando todas sus capacidades y talentos.

 

Retos creativos y soluciones innovadoras

Con un buen líder, siempre es posible encontrar una Tercera alternativa que suponga una situación nueva ganadora para todas las partes.

Las reglas que debemos tener en mente para encontrarla son:

  1. Mostrar la voluntad de encontrar una tercera alternativa
  2. Definir qué es el éxito para todos y cada uno de los presentes
  3. Explorar ideas creativas y explorar cada una de ellas desde diferentes
    puntos de vista revirtiendo la sabiduría tradicional y buscando lo contraintuitivo

 

Aquí te dejamos un ejemplo de una solución Ganar-Ganar:

Hace varios años una empresa sudafricana inauguró una nueva tienda de ropa al por menor en una parte antigua de la ciudad. El día de apertura de la tienda, los vendedores de fruta y verdura, inundaron como habitualmente ese emplazamiento obstaculizando la entrada de la tienda. Desde el punto de vista psicológico se sentían propietarios del lugar pues habían estado siempre allí.

Visualízate como propietario de la tienda y visualiza sus puestos de frutas y verduras colocados entre uno y tres metros delante de la puerta de entrada a tu tienda. Fíjate también en la acera llena de fruta caída, abierta y pisada, todo sucio y resbaladizo.

¿Qué hacer? 

Tienes dos posibilidades.

  • Una es intentar controlar a los vendedores ambulantes como si fueran cosas: llamar a la policía y obligarles a marcharse haciendo valer tu posición como propietario legal del inmueble. Sabes que en según qué países esto es lento y puede haber represalias por parte de los vendedores ambulantes.
  • La otra posibilidad es tratarles como personas buscando la sinergia, es decir, una solución buena para ambas partes.

 

Lo que ocurrió y te cuento es lo siguiente:

El encargado de la tienda habló con ellos. Lo primero que hizo fue escuchar los objetivos y necesidades de los vendedores, después de lo cual expuso los de la tienda. El resultado del diálogo sinérgico, y todo el proceso que llevó a él, fue tan interesante y energizante, que se grabó una película: Street hawkers. El resultado, lo que sucedió, era algo no previsible que nació del diálogo, la confianza, y la cooperación. En resumen: los vendedores se convirtieron en el servicio de seguridad de la tienda. Y es que la gente de la calle como son los ambulantes, conoce a los ladrones y éstos lo saben.