Técnicas de Improvisación para conseguir una Organización orientada al cliente e innovadora

 

Las empresas de hoy necesitan contar con plantillas orientadas al cliente, ágiles y fuertemente cohesionadas, formadas por empleados empáticos, creativos y audaces que hayan aprendido a actuar con una mente de grupo y que sean capaces de interactuar con el cliente e identificar problemas que éste ni siquiera sospecha que tiene.

 

Este es un salto cualitativo tan importante, a nivel individual y organizativo, que no podemos esperar que las personas y los equipos puedan integrarlo en sus vidas con sólo saber que es bueno y necesario para su desarrollo personal y laboral, ni con sólo tener una idea contada por otros sobre cómo llevarlo a cabo.

 

Para conseguir un cambio real y duradero, las personas deben poder tener la oportunidad de practicar el actuar sobre las nuevas posibilidades abiertas por el cambio.

 

Esa oportunidad viene de la mano de la práctica de las técnicas de Improvisación ya que:

  • La improvisación nos despierta la creatividad y recupera nuestra confianza creativa.
  • La improvisación nos enseña a trabajar en equipoy co-crear con el cliente, ambas cosas imprescindibles en el escenario actual.
  • Con el entrenamiento en improvisación nos entrenamos a ver oportunidadesa partir de escuchar con atención activa todo lo que sucede a nuestro alrededor.
  • La improvisación nos entrena en la gestión de lo inesperadoy la capacidad de anticipaciónpara reaccionar instan­táneamente al cambio.
  • La improvisación mejora nuestras capacidades comunicativas y argumentativas.

 

Proponemos un trabajo con los empleados basado en los siguientes puntos:

  1. Introducción al nuevo escenario en el que se desarrollan los negocios
  2. Introducción a las nuevas necesidades organizativas de las empresas y a las nuevas capacidades que éstas necesitan por parte de sus empleados y equipos
  3. Principios básicos de la Improvisación y su correspondencia con el mundo de los negocios de hoy
  4. Trabajo con las técnicas de improvisación

 

Proponemos un trabajo con RRHH para modificar las políticas de retribución, captación y atracción de acuerdo con los nuevos valores personales y habilidades necesarias introducidas por la digitalización y la globalización.